OUTSOURCING: EN QUÉ SE BASA Y CUÁLES SON LAS ÁREAS QUE PUEDEN APLICARLO.

“El outsourcing es un proceso de contratación que tiene muchos años de implementado, pero al día de hoy se ha convertido en tendencia mundial por ofrecer soluciones y experticia en diversas áreas a bajo costo.”

La palabra outsourcing, proviene del  anglicismo que se compone de: out, que significa ¨fuera¨, y source, que se traduce como ¨fuente¨ u ¨origen¨, dando como resultado total a: ¨fuente externa¨. Es así como nivel corporativo la palabra Outsourcing es utilizada para referirse al proceso en el cual una organización contrata a otras empresas externas para que se hagan cargo de una parte de su negocio, funcionando, así como una extensión o un área específica de la empresa; sin afectar la actividad principal de la misma.

 

En contraparte se observa como se crean empresas especializadas en determinadas áreas para ofrecer el servicio de Outsourcing, las cuales surgen de un previo análisis de mercado e identificación de oportunidades de negocio en las grandes empresas o PyMEs; con la finalidad de desempeñar de una forma más eficiente y eficaz  una porción del proceso de negocio, enfocándose así las empresas receptoras del servicio outsourcing, en la función central de su negocio.

 

Por ello, los objetivos fundamentales para que una corporación decida contratar a una empresa outsourcing son:

  1.  Simplificar la contabilidad de empresa, evitando incrementar los costes de estructura propia.
  2. Minimiza el margen de error por contar con personal y tecnología especializada.
  3. Enfocarse en la maduración de la razón de ser del negocio.
  4. Permite enfocarse en la innovación y en estrategias de negocio.   

Es así como muchas empresas ven en el outsourcing un aliado perfecto para la externalización de diversos procesos. Sin embargo, no todas las áreas son compatibles con esta metodología de trabajo. Las áreas más efectivas para aplicarlo son:

    Teniendo claro esto, es de igual forma relevante tener en cuenta los atributos que debe tener una empresa de outsourcing a la hora de contratarla:

  1. Experiencia en el sector: un equipo experto en el sector
  2. Herramientas y tecnología de seguimiento de vanguardia: para el seguimiento de los proyectos tanto internamente como por parte de los clientes.
  3. Orientación a resultados: los indicadores deben ser específicos para los proyectos y siempre incluyendo resultado de ventas objetivos.
  4. Personalización: enfocarse y ejecutar  cada proyecto como único para la empresa de outsourcing y para el cliente.

   En Grupo Yob, a través de nuestra experticia de más de 20 años en outsourcing de servicios de marketing, promociones y trade marketing; además del outsourcing comercial;  logramos aportar soluciones a las empresas de forma efectiva y a la medida, para lograr incrementar sus ventas y mejorar el impacto de sus marcas en el punto de venta. 

Escribir comentario

Comentarios: 0